Millonario aumento de derechos de autor y presidencia de la SCD complica a Álvaro Scaramelli.

Scaramelli

Esta publicación ha sido leída 314 veces!

La polémica, que tiene a la Sociedad de Derecho de Autor bajo un clima enrevesado, proviene de la filtración de las ganancias por “derechos conexos” del ex líder de Cinema, el que se multiplicó en al menos 90 veces, pasando de poco menos de un millón a $90 millones, ingresos que coincide con el periodo en que llega como presidente de la SCD.

Dicen que en política y en negocios no existen las coincidencias. Que la diferencia entre el éxito y el fracaso pasa por tener más y mejor información. En el mundo de la música, sin embargo, las coincidencias no seguirían esa regla, así al menos lo expresa la Sociedad de Derecho de Autor para explicar el millonario aumento en derechos que ha recibido Álvaro Scaramelli, desde que asumió la presidencia de la SCD, el 2015. Pasó de recibir $800 mil a $90 millones de un año a otro. Un incremento del orden de 9 mil por ciento.

La filtración de sus ganancias ha producido al interior de la Sociedad de Derecho de Autor un clima enrevesado, en el que se mezcla la sospecha, las denuncias de secuestro de información privada, auditorías externas y despedidos de personal de confianza, con la legítima correspondencia económica al uso de música protegida bajo propiedad intelectual y la defensa de los derechos de autores.

Entre los más críticos surgen voces que cuestionan lo abultado de los montos. “Ni Jorge González” supera esa cantidad” o “tendría que ser el autor de Despacito y ni siquiera así”.

Más allá de las críticas y las dudas, lo cierto es que este martes se llevará a cabo la asamblea de la Sociedad de de Derecho de Autor, donde es altamente probable- según fuentes- se abra una investigación para comprobar que la coincidencia entre aumentar sus ingresos exponencialmente y ejercer el cargo de presidente, es solo eso, una coincidencia, amparada -según la mesa directiva de la institución- por la intención de una ex funcionaria de dañar la credibilidad de la SCD.

Como mecanismo preventivo, el propio Scaramelli envió este lunes a los asociados un whatsapp masivo, advirtiendo que se publicaría un reportaje en el que “algunos medios consideran atractivo publicar que el presidente Scaramelli se ha enriquecido durante su gestión”, descartando todo tipo de irregularidad.

Los millones y su presidencia:

Fundada en 1987, la SCD, que cuenta con 9.000 socios y afiliados, maneja unos 40 millones de dólares al año y tiene unos 250 empleados. Por ley puede quedarse hasta con un 25% de su recaudación para seguir funcionando. Es un organismo autónomo privado responsable de actividades como el desaparecido Premio Altazor, el “Día de la Música” y la Feria de la Música Pulsar.

Tras las elecciones de mayo de 2015, Scaramelli, recordado como miembro de la banda Cinema, asumió como presidente de la Sociedad de Derechos de Autor (SCD) en junio de 2015, por cuatro años.

En esa ocasión también asumieron el cuequero Mario Rojas (primer vicepresidente), Horacio Salinas, líder de Inti-Illimani Histórico (segundo vicepresidente), el pianista Valentín Trujillo (secretario general) y los consejeros René Calderón (director de orquesta), Soledad del Río (actriz y cantante del grupo La Guacha), el compositor Héctor “Titín” Molina, el baterista Patricio Salazar, el compositor Alejandro González y el cantante Florcita Motuda.

Antes de asumir como presidente, por concepto de “derechos conexos”, Scaramelli recibía anualmente entre $600.000 y 800.000 anuales. Esta situación cambió a partir de julio de 2015, fecha que coincide con el inicio de su presidencia.

En julio de 2016, cuando se liquidan el periodo de julio-diciembre de 2015, según documentos a los que tuvo acceso El Mostrador, Scaramelli recibió 40 millones de pesos, un 5% del fondo total a repartir. Una cifra muy lejana a la que obtuvieron los restantes 5.000 músicos beneficiados por el fondo en esa ocasión.

La situación se repitió en enero de 2017. Scaramelli recibió $90 millones de pesos, un 12% del total. En abril, la SCD autorizó un nuevo avance para su presidente, por un total de $32 millones de pesos.

Es decir, entre julio de 2016 y abril de 2017, el presidente de la SCD cobró $162 millones.

Por derechos conexos se entiende una serie de recursos que se obtienen por el uso de la música en medios como la radio y la televisión, y que se reparten de manera semestral.  Los medios entregan un informe periódico sobre la música que emitieron en el periodo, y los propios músicos también informan según su propio monitoreo o el que hacen desde la SCD.

Denuncias cruzadas:

La filtración de las ganancias de Scaramelli se produjo en el marco de una auditoría, a raíz de la detección de algunas irregularidades en la SCD ocurridas a fines de 2016, que apuntan a un funcionario que habría alterado un software para duplicar cheques y cobrarlos a su favor.

Mientras se realizaba dicha investigación a principios de mayo, la entonces gerente de Administración y Finanzas y además Coordinadora de Gestión Ética, Claudia Henríquez, envió una carta al directorio en donde daba a conocer los millonarios egresos de Scaramelli, negándose a poner su firma en los cheques.

En la misiva, la funcionaria expuso la situación al director general de la SCD, Juan Antonio Durán.

“El Presidente Scaramelli normalmente recibía por concepto de derechos conexos sumas entre 600.000 y 800.000”, señala la carta.

“Lo anterior cambió a partir de la Distribución de Conexos 47 Fase 1 (julio a diciembre de 2015) pagada en julio 2016, y en la cual el Presidente Scaramelli recibió la suma de MM40,7, lo que corresponde al 5,43% del total a repartir, cifra muy lejana a la que recibe la mayoría del total de 5.476 músicos de esta distribución”, señala la misiva, que luego detalla en términos similares un segundo pago por 90,1 millones en enero de 2017 y un tercer pago en modalidad de avance de 32 millones de pesos en abril pasado.

“Apelando a mi calidad de Coordinadora de Gestión Ética de SCD, solicito se me exima de aprobar en mi calidad de apoderado de SCD nuevos egresos a favor del Presidente Scaramelli”, señala la funcionaria.

La respuesta de Durán llegó tres días después. El director general no sólo justificó los pagos a Scaramelli, sino que calificó la carta de Henríquez de “una falta de tenor inaudita”.

“En vez de plantear una duda, solicitando los antecedentes del caso, avanza directamente a una conclusión totalmente equivocada”, le respondió Durán, mientras le reprocha falta de “una actitud ponderada”.

En cuanto a Scaramelli, asegura que “se está pagando a dicho socio los derechos conexos provenientes de su musicalización de un canal de televentas, lo que anteriormente no ocurría. (…) Por el elevado número de segundos (de transmisión musical) ello implicó que se incrementaran  de forma importante los derechos generados”. Todo, según Durán, puede comprobarse examinan “las planillas y toda la información de respaldo”.

“Los hechos no pueden estar más lejos de la verdad que sus destempladas insinuaciones”, remata Durán.

Acto seguido, le expresa que ya no cuenta con su confianza, y la despide.

Para el directorio de la SCD, la filtración de estas cartas, corresponden a una supuesta intención de la funcionaria de dañar ala institución por despecho, levantando información legítima como si fuera irregular.

“La info proviene de una funcionaria despedida que se robó información clasificada… y obviamente hará lo imposible para perjudicarnos como Sociedad”, dijo el escritor y cuequero Mario Rojas, uno de los vicepresidentes, que calificó las acusaciones de “infundios”.

Coincidencias:

En entrevista que concedió a El Mostrador, Scaramelli descarta cualquier tipo de irregularidad, y defiende que su aumento de ingresos en ese periodo se debe una mera coincidencia.

“Es una coincidencia con mi periodo presidencial en la SCD. Yo empiezo a realizar musicalizaciones para varios productos de venta en televisión, spot, de distintos usos, para distintos canales de televisión, abierta y de cable, y empiezo a declarar estas obras. Son muchos segundos, muchos minutos de musicalización. Todo eso es tremedamente fácil de auditar”, explica Scaramelli.

El ex vocalista de Cinema explica que no es primera vez que recibe derechos de autor millonarios. “Yo fui el compositor y arreglador de toda la música de Axe Bahía y no solo en Chile explotaron los Axe Bahía, sino en toda centro América y en México, y he recibido mucho dinero en momentos, como en otros he recibido muy poco dinero, porque las obras dejan de tocarse, entonces no es primera vez que estoy en esta situación y tiene que ver con que las obras suenan mucho en radios, tv, etc”.

El procedimiento -señala Scaramelli, quien es respaldado por toda la mesa directiva de la SCD- es ver “dónde están las declaraciones de las obras, cuándo se inscribieron, dónde se han usado, qué canales han documentado su uso, cuál es la documentación que está entregando el canal, si corresponden el título o la canción y cuántos minutos se declararon… hay campañas publicitarias que se usan en todos los medios”.

“Eso va generando muchos minutos. Por tanto, detectar que alguien uso haber intervenido esto es muy fácil. Toda la información está disponible para ver si hay alguna incongruencia. Como presidente de la SCD, que se podría sospechar podría tener información privilegiada, es muy difícil, porque no tenemos injerencia de lo que usan los medios de comunicación”.

Revisión de cuentas:

Ahora el caso está en manos de una comisión de revisión de cuentas, integrada por José Alfredo “Pollo” Fuentes, José Ureta, Cristián Guiñez, Hugo Moraga y Eduardo Peralta.

Fuentes dijo que “no estoy en conocimiento profundo del tema, he escuchado rumores nomás. Nosotros no tenemos acceso a estar revisando lo que recibe cada uno de los socios individualmente por sus canciones, sus obras. Sólo revisamos los gastos generales, lo que nos entrega la auditoría, lo analizamos y entregamos a la dirección”.

Ureta señaló que “no estoy en condiciones de responder porque estamos manejándolo en la comisión. No puedo transgredir un compromiso que hicimos. Además no hemos recibido la información real y concreta”. Sin embargo, reconoció que el mentado aumento de ingresos “no es normal, salvo que sea el autor de ‘Despacito’ de Luis Fonsi. Es imposible”.
El ex presidente Fernando Ubiergo, apunta en el mismo sentido. “La cifra es fuera de lo imaginable para mí. No sabría cómo se puede explicar una cosa así. Me parece una cifra inmensa. No me atrevería a emitir ningún juicio. Por cierto le digo que la cifra es sorprendente e inmensa, pero no puedo emitir un juicio porque no sé cuál puede ser el origen para un monto de esas características. Está fuera de los conocimientos que yo tengo. Yo nunca he recibido ni una cifra ni remotamente parecida”.

Roberto Márquez de Illapu, por su lado, explica que este martes habrá un Consejo, una asamblea, donde se harán las preguntas correspondientes.

“Para mí no tiene mucha explicación. Es imposible que alguien multiplique… hemos estado conversando con otros socios, incluso gente que está en el Consejo, que tiene dudas respecto a esta situación, dudas que esperamos se puedan dilucidar mañana. Nadie puede, de un día para otro, cambiar de esa manera las cantidades que se reciben por derechos conexos. Estoy pensando en los conexos que yo recibo -yo tengo una buena cantidad de canciones- pero están a años luz de una cantidad. Ojalá yo pudiera recibir semestralmente por conexos un millón. Pero 160 millones… es inimaginable como se puede haber llegado a esa cifra. Espero que mañana pueda haber alguna claridad”.

Fuente: Elmostrador.cl

Sabes qué función cumple la S.C.D. ?
Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Patowins
Sobre patowins 8 Artículos
Viajero en el tiempo y el espacio a través de la música. Melómano amante de la buena música del universo y administrador de este sitio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*